XVII /dicisiete/


    Estaba meditando sobre qué escribir en este capítulo. Pensé en rematar todo en el capítulo anterior y sin embargo, sigo aquí, como una isla flotante que no quiere encontrar su puerto.

  
   Actualmente prolifera la información sin procesar, así  no se puede sentar uno a reflexionar. Temo que el Dios en que creo, mañana ya esté pasado de moda, o peor aún, desaparezca del mercado.
   
   Al expresarme voy atando cabos entre las cosas que imagino, siempre pensando en transmitir una enseñanza. Jamás pretendo dar una explicación. Yo no estoy aquí precisamente para eso. Sé que la razón no me corresponde; lo propio es vivir.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Más allá de la intepretación
susan sontag

abrazos

China China´sky dijo...

siempre vivir Fran! las razones se van encontrando en el camino, en cada uno de los senderos que decidimos tomar.
vagar sin encontrar el puerto, también es reconfortante, generalmente se encuentran sogas para ir anclando por ahí.
Salud!
China

cr dijo...

Ese dibujo es VIVIR.
Besos!