VII /siete/



   No quiero sonar impopular pero con el postmodernismo siento que la gente cree tener el cauce de la historia en sus manos y lamentablemente creo que en esto hay un cierto engaño, una farsa bastante desolada y para colmo legitimada.  Una pseudo libertad repleta de adornos y rellena de dulce de leche colonial. Ronda una verdad vestida de gala, inmunda y fea. Un somnoliento chiste negro que va circulando y se va perpetuando sin remate alguno. Y en ese andar reproduciendo discursos colmados de hermosas postales sobre un próspero futuro, veo un modismo teatrero. una tanda publicitaria y un cartel invitándonos al palco de la resignación.

   Quiero ser oleaje, solo de mis verdades.. 
   
   Hay quienes aconsejan maldecir la dicha, el sentirse que todo está en su lugar. No sé porque esa sensación de sentirse por el camino correcto siempre me genera en primera instancia desconfianza y luego sí, un manifiesto asco. Asco hacia las fotografías que salen en portada del diario y esas charlas viciosas y sometidas de una vida de telenovela. Yo aconsejo: escupir diecinueve veces el guión nuestro de cada día. Es que a menudo me persigue el deseo del no-ser. Me digo con voz incendiaria y conciencia de relámpago: “siempre que no pertenezca voy a pertenecer”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

está lleno de mascaritas

pero no os precupeis tanto que siempre se encuentran aliados en el arte melancólico y en las pequeñas historias también aliadas de algunos sueños colectivos, otros, antiguos, nuevos sueños colectivos.

abrazo a AMBAR

pauv dijo...

hey, esto es genial., y , paradojicamente es algo que vengo pensando hace tiempo ya.

Fran dijo...

dejo un link de una animación que me pareció excelente y muy valiosa que habla sobre el Agua como recurso natural y bueno todo el acecho que se viene desde el norte.
ahí abajo se puede ver el video que además es hermoso y precioso

http://suelto.net/abuela-grillo/

cr dijo...

¡Gracias!
Abrazos y sonrisas